Fundación Caserta y América Solidaria firman convenio para apoyar la realización de Concausa

Internacional
Benito Baranda, presidente ejecutivo de nuestra Fundación subrayó que lo más importante es ver "cómo potenciar el liderazgo de estos jóvenes en sus comunidades".

Un convenio entre Fundación Caserta y América Solidaria se celebró este martes 3 de octubre, con el fin de apoyar la realización de la nueva versión del encuentro Concausa2030, que tendrá lugar en Santiago en noviembre de este año.

Concausa busca destacar y relevar proyectos sociales realizados por jóvenes y sus comunidades, que se apropien de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. El encuentro tiene como objetivo potenciar y mejorar dichos proyectos, así como crear una red de jóvenes “ciudadanos globales” preocupados de lograr un futuro sostenible para nuestro planeta. Una idea que encuentra eco en la visión institucional de Fundación Caserta, de “inspirar a los seres humanos a cultivar su bienestar y felicidad”.

En la cita estuvieron presentes Francisca Cortés, Presidenta del Directorio de Fundación Caserta; Benito Baranda, Presidente Ejecutivo de América Solidaria Internacional; Camilo Herrera, Director Ejecutivo de Fundación Caserta; Sebastián Zulueta, Director Ejecutivo de América Solidaria Internacional; Camila Ponce, Coordinadora de Concausa; Marco Cifuentes, Director de Aprendizaje de Fundación Caserta; Patricia Morales, Directora de Filantropía de Fundación Corso; y Margarita Ducci, Directora Ejecutiva de Red Pacto Global Chile.

Junto con destacar el crecimiento de Concausa de 2016 a 2017 -pasando de 241 propuestas a más de 300 recibidas este año- Benito Baranda subrayó que lo más importante es ver “cómo potenciar el liderazgo de estos jóvenes en sus comunidades”.

Por su parte, Francisca Cortés afirmó que “hay un anhelo a nivel mundial de un cambio de paradigma, de una nueva mirada, sobre todo de parte de los jóvenes”, recalcando la necesidad de crear un curriculum donde el eje sea el desarrollo sustentable. “Nuestra idea es dejar capacidades instaladas… Tenemos confianza en esta generación de jóvenes que llegan a su casa a obligar a los papás a reciclar”, agregó.

A su vez, Sebastián Zulueta sostuvo que “no se puede pensar el cambio de paradigma si no se vive, no es algo de pizarrón, se debe vivir, vivi el cambio que estamos haciendo”.

En la ocasión también se habló de las proyecciones futuras de Concausa, especialmente en lo relacionado con incidir en las políticas públicas, quedando de manifiesto que ésta es una labor sistémica, donde no se pude trabajar con sólo un actor, sino con todos -jóvenes, profesores, ministerios de Educación, sector privado- y donde prime la idea de que los participantes de Concausa se sientan “parte de algo”. Concausa nos obliga a vincularnos, y en ese vincularnos, construimos nuevos mundos.